Desde el reciente re-descubrimiento de El Porvenir, se reconoce la importancia de la recuperación del viñedo, del olivar del valle, de sus oficios y tradiciones. Al tomar el edificio de la Estación de Oficios, el compromiso ha sido la integración y dignificación del espacio. La idea motora sigue siendo obtener vino y aceite. El reto es promover los productos que se obtienen sin olvidar los oficios que confirmaron el origen del sitio. Sólo si este espacio alberga las actividades cotidianas, enriquecerá nuestra cultura, debiendo ofrecer además un sitio atractivo y con identidad para los lugareños.

Hoy, desde la Estación de Oficios del El Porvenir, tenemos la posibilidad de apoyar a viticultores en el rescate de sus viñedos y de establecer un aprendizaje para consolidar los oficios tradicionales del valle. Lo que sucede día a día en El Porvenir potencializa y refresca las propiedades del vino mexicano hoy. Esta sede ha permitido no sólo dignificar el oficio, sino ofrecer un espacio multidisciplinario e incluyente que presenta a los hacedores de vino desde una perspectiva contemporánea, libre y experimental. Es finalmente la coinciencia comunitaria la que no sólo le da vida a este proyecto, sino que además, busca.
support wine
Diseñado por Chacon Creativo y desarrollado por Centro de Negocios